domingo, 26 de junio de 2011

Empanada Kentes con verduritas



Hace unos días me enviaron de parte de Kentes las dos empanadas que veis aquí abajo, una de carne y una de atún:



Son unas empanadas preparadas, lo único que hay que hacer para disfrutar de ellas es abrir el paquete, meterlas unos minutos en el horno para que se calienten y listo.
La verdad es que como otras personas yo también pensé en un primer momento que al ser un producto ya hecho pues no tendría nada que ver con las que se hacen en casa, que no tendría mucho relleno y esas cosas. Pero me sorprendieron gratamente las dos empanadas. Están bien rellenitas y es que están hechas de forma artesanal.

Lo más característico que destacaría de estas empanadas es el pan, es muy suave y ligero. Da gusto morder la empanada mientras te la estás comiendo desdeluego. Otra cosa buena que tienen es que aguantan en el frigorífico hasta 60 días, así que siempre la puedes tener ahí si te surge algún compromiso.

Quiero agradecer a Kentes por haber tenido la amabilidad de enviarme sus productos para poder degustarlos.

Bueno, y ahora vamos con el plato que monté para acompañar la empanada de atún: unas verduritas y unas patatas con pimentón.


Ingredientes:

1/2 cebolla tierna
100 gr. de calabacín
1/2 bote de maíz
2 mitades de tomate seco en aceite
1 patata pequeña
vinagre balsámico de Módena
semillas de sésamo
pimentón






Elaboración:

Cortar la cebolla en juliana y ponerla a pochar en una sartén con un poco de aceite de oliva y un poco de sal.

Poner otra sartén al fuego con bastante aceite para freír las patatas.
Cortar las patatas en gajos y echarlas a la sartén cuando el aceite esté bien caliente.

Mientras tanto, cortar un trozo de calabacín (un cilindro) de unos 5 centímetros de largo y a continuación cortarlo en bastones finos. Cuando esté listo añadirlo a la cebolla y echar también los tomates secos. Cocinarlo todo junto hasta que las verduras estén blanditas.

En otra sartén con un poquito de aceite de oliva poner los granos de maíz a calentar, hasta que estén ligeramente dorados por fuera, y entonces añadirlos a la mezcla de verduras anterior y retirar del fuego.

Sacar las patatas a un plato con papel absorbente para quitar el aceite sobrante.

En un plato poner una parte de la empanada. A un lado colocar las verduras y echar sobre ellas un chorrito de vinagre balsámico de Módena y por encima unas semillas de sésamo. Al otro lado poner los gajos de patata, espolvorearlas con un poco de pimentón y pulverizar aceite de oliva sobre ellas.



La empanada de carne también la probé y estaba buenísima pero ese día no tenía cámara de fotos y no puedo poner imágenes de cómo quedó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada